FANDOM


Ya habían pasado dos semanas desde que estaba en la montaña con mis tíos no tenia señal en mi teléfono y las noticias para mi eran aburridas y pocas me atraían.

El periódico no llegaba a la zona. Fueron buenas vacaciones, desearía recordarlas.

A las tres semanas volví a la casa de mis padres, mis tío Alex me fue a dejar, casi todo el viaje fue rodeado por arboles y grandes bosques.

Cuando nos fuimos acercando a la capital, me fui encontrando ciudades que verdaderamente estaban solas y saqueadas, fuimos directamente a la casa pero al llegar y bajarme del carro un loco me ataco, me quería morder y hacia sonidos horribles, mi tío salió del vehículo y lo tiro  la calle y amenazándole de que no volviera.

Entramos a la casa, al entrar lo único que vi fue a mis padres colgando cada uno con una cuerda, trate de soltarlos pero no tenía nada para hacerlo, mi tío me agarro mientras lloraba sin parar pero en ese momento mi padre se empezó a mover yo con una gran felicidad lo sostuve mientras esperaba que mi tío cortara la cuerda pero estaba durando demasiado, yo le dije: qué esperas, pero el viendo arriba traumado me dijo: no creo que tu padre este vivo y yo llorando le dije: no, no,  eso no es posible los muertos no hacen eso. Pero yo tristemente le hablaba a mi papa hasta darme cuenta que lo único que iba a responder eran puros gruñidos. En ese momento me senté y me quede sin palabras.

Mi tío estaba empacando comida y me decía que vamos a hacer, que vamos a hacer, yo no contestaba, maldita sea Glen ¡qué vamos a hacer!

¡No lo sé! Que quieres que haga, contesto yo, mis padres están colgando y quieres que me mueva. Glen véame, dice mi tío, pase lo que pase esto ya no es seguro nos iremos a la montaña alista tus cosas. Yo revise mi teléfono y ya tenía señal, así que me puse en contacto con la civilización.

En todas las emisoras decían una y otra vez que fueran a las ciudades más cercana de inmediato. Le dije a mi tío era una buena idea nos queda más cerca que la montaña y estamos ahí hasta que todo esto pase, Mi tío acepto y nos preparamos.

Yo prepare unas armas de filo para protegernos de personas malvadas así que apague mi teléfono para ahorrar energía justo antes de escuchar que a esos malditos hay que tirarles a muerte.

Antes de salir de la casa tome el tomahawk de mi padre para que mi no se lo robaran y me fui. El monstruo del vehículo estaba  rasgando la puerta, mi tío lo tiro de una patada y salimos corriendo mientras él estaba al volante yo estaba terminando de subir el equipaje en ese momento  a mi tío le mordieron el brazo una vieja loca pero creímos que era normal, nos montamos y llegamos a la capital en una hora. Pero al llegar nos detuvo un grupo y nos conto que lo había pasado que ellos cinco tampoco lo creían, yo en la noche lo único en lo que podía pensar era de cuánto y cómo iba a ser mi vida.

Y así llegue a ustedes, si no me creen pregúntenle a mi tío, verdad tío Alex que todo eso paso.

Glen, me dice uno del grupo, tu tío esta muerto.